Moyahua ordenado caserío entre cerros de tierras pardas aquí el aire se convierte en calor puro y se anima con la llegada paulatina de los bullangueros (hijos ausentes) . En este lugar no se vende el pasado, su gente lo conserva y se ha quedado con el porque es mágico, es México, es la tradición de los Tastuánes tan antigua como el mismo. La fuente de aguas turbias, el lugar de venados y si se pretende una mayor identificación del alma moyahuense es Santo Santiago de Moyahua en el fondo del Cañón de Juchipila, las tierras mas profundas del estado de Zacatecas. Pueblo de pasado brillante y de riqueza histórica por lo mismo de vida y siguiendo así de movimiento metido en el pasado obligado de viajeros, peregrinos y aventureros fue testigo del casi eterno caminar de los mejicas en busca del águila devorando una serpiente.

 
 

 
 
 
 
 
 

Santiago el Mayor (?-c. 44 d.C.), uno de los doce apóstoles de Jesucristo. Nació en BETSAIDA y era hijo de Zebedeo y Salomé y hermano de san Juan Evangelista. Ocupó base en la pesca y la dejo para servir al llamado de Jesús. El los llamo a los dos hermanos boanerges (del griego, " hijos del trueno") por su celo. Con san Pedro y san Juan, Santiago tuvo el privilegio de contemplar la transfiguración y la agonía de Jesús en el huerto de Getsemaní. Decapitado en los tiempos de Herodes Agripa I, nieto de Herodes el Grande, hacia el año 44, Santiago fue el primero de los doce apóstoles en ser martirizado.

El apóstol Santiago el Mayor es venerado de forma especial en España, debido a diversas tradiciones que afirman que predicó en Judea y fue a a España a predicar la nueva luz del Evangelio poco antes de su muerte, así como que se le apareció la Virgen Maria en el pilar de Zaragoza y que recibió sepultura en la localidad gallega de Iria. Su sepulcro fue descubierto en el siglo IX, durante el reinado de Alfonso II el Casto de Asturias, por el Obispo de Iria Flavia, Teodomiro. En el lugar donde fue hallada su tumba, se edifico la Catedral de Santiago de Compostela (lugar donde se guardan sus reliquias), importante centro de peregrinación durante la edad media a través del Camino de Santiago. Ésta es la causa que la representación más frecuente del apóstol sea como peregrino. Su festividad se celebra el 25 de Julio y es el patrón de España donde según la tradición había llegado en el año 30 a difundir la doctrina de Cristo, condición que adquirió en la edad media, durante la Reconquista, tras su supuesta aparición en la legendaria batalla de Clavijo, momento que ha generado la copiosa iconografía de Santiago de Matamoros, montado en un caballo Blanco y empuñando enérgicamente una espada.

Fue el propio Santo, según el testimonio de algunos cronistas de la época, que ayudo a Cortés durante la guerra de Asedio de Tenochtitlan, haciendo degollina de indígenas. Los Españoles no podían menos que estar agradecidos con su protector así que con el propósito de honrarlo, se estilaron las danzas que recreaban precisamente las batallas en las que Santiago Apóstol los había defendido durante los ataques de los "réprobos" musulmanes. Esta suerte de veneración fue practicada con renovado brío en América, merced a los favores que recibieron los Ibéricos de parte del Santo del sable. La practica fue asimilada por los indígenas y la adaptaron a su idiosincrasia.

Cuenta la leyenda que cuando estuvo fundada Guadalajara de Tlacotán (1539), los habitantes sufrieron el ataque de ordas indígenas enemigas.

Es el fraile franciscano Antonio Tello, quien en 1650, hace relación del suceso. La ciudad contaba con una muralla periférica abierta solo por dos puertas. En el momento de la agresión, los españoles interrumpieron una misa que celebraban y se apertrecharon, entonces guerrearon. Las muertes para los autóctonos fueron tantas, que sus cuerpos habrían servido como escalera para transponer las murallas de la ciudad. Hubo un grupo de indígenas que buscaron resguardo en el interior del templo. Cuando pudieron hablar, dijeron a quienes sabían traducir, que del interior del templo había salido un imponente hombre. Era gigante, barbado, blandía en la diestra un impresionante sable y cabalgaba sobre un monstruoso caballo blanco cuyas patas no tocaban el suelo.

El primer día de Julio a la primer llamada de la misa de seis truena el primer cohete, da comienzo la última espera de la fiesta más bonita, colorida y ruidosa del Cañón de Juchipila; en donde no se ve ni se siente tristeza por ningún lado, ya que la fantasía se confunde en realidad que circunda a toda la gente que viene desde muy lejos a volver a vivir en carne propia, ésta ya muy antigua tradición. Pasan los días calurosos y lluviosos del mes de Julio, la fiesta se empieza a sentir y a platicar con mayor intensidad cada día que transcurre. Los vivos siguen teniendo nostalgia de los muertos y los muertos también de los vivos y de su fiesta, porque no pueden olvidarse de la fiesta más soleada, llovida y más querida de su vida, y quieren seguirlos acompañando, en compensación a que diario los seguirán recordando. Inicia el novenario con peregrinaciones todos los días, participando todas las comunidades del municipio y barrios del pueblo.

Allí la fiesta de los Tastuánes se celebra los días 24, 25 y 26 de Julio, la cual es una relación de danza y música con algunos paisajes verbales, de las apariciones del Apóstol Santiago en las luchas guerreras de los españoles contra los indígenas en los primeros días de la conquista de la Nueva Galicia. En la fiesta de los tastuánes participa la gente del pueblo, como tales, representando a los españoles; los tastuánes, que representan el pensamiento y la forma de actuar de los nativos caxcanes; por supuesto, el Santiago montado en su caballo blanco.

Allí muchas personas han presenciado la fiesta de los tastuánes; pero muy pocas se han interesado por saber de donde y cuando se originó, y porqué Santiago con espada en mano monta caballo blanco y pelea contra los tastuánes; es decir, esta fiesta más que nada se ha vivido y disfrutado con gran colorido e intensidad, y es día con día el mejor signo de intensidad entre su gente. Todo se llena de alegría, el día 24 los tastuánes aparecen al punto de mediodía, anunciando su presencia con gritos salvajes y descomunales alaridos, como las que hacen las reses en el corral; a la vez que corren, brincan y vacilan al que se le pone por enfrente. Los niños esperan ansiosos, ¡ mamá, mamá allá vienen los tastuánes ! La juventud impaciente de alegría y festín salta con ansía loca a la calle o se asoma por las puertas y ventanas para ver el desorden de los primeros tastuánes corriendo por la calle. Los niños azorados y curiosos avizoran desde los agujeros o los intersticios de las puertas de madera de los zaguanes, mientras sienten el corazón salírseles del pecho, sin saber si es de susto o de alegría, algo entre el valor y el miedo que sólo se siente de niño.

LOS ADULTOS Y ANCIANOS SIENTEN RECORDAR LA VIDA ACORDÁNDOSE DE SUS MEJORES AÑOS, CUANDO SE CASCABAN ELLOS LA MONTERA Y LA MÁSCARA, CORRIENDO Y SALTANDO HASTA EL CANSANCIO A LA PAR DEL CABALLO DEL SANTIAGO, RECIBIENDO DE ÉSTE ESPADAZOS PARA CUMPLIR EL VOTO, RECORDANDO SIN DUDA SU AHORA REMOTA INFANCIA.

SIN DUDA ALGUNA "NITO LA CONEJA", FUÉ UNO DE LOS MÁS FELICES POR ESTA FIESTA. PORQUÉ EL TAMBIÉN ES PARTE DE NUESTRA TRADICIÓN YA QUE NO SE PERDIO NINGUNA DE ESTAS TRADICIONES CELEBRADAS EN NUESTRO PUEBLO.

Por la mañana la gente se reúne en la plaza, en los diferentes lugares, después en las carpas del bar la Estrellita Marinera, el lugar tradicional de los tastuánes; donde se juntan y bailan las típicas canciones de la fiesta: Palomita mensajera, por ultima vez, los pájaros azules, la chirriona, maria antonia, los coconitos, el torito, juan colorado, la mala palabra, por mencionar algunas. Posteriormente por la tarde inicia la peregrinación con la imagen sagrada verdadera.

Al amanecer, el día 25. Los peregrinos de Juchipila suelen llegar al atrio y proseguir incados pagando mandas hasta llegar al interior del templo. Estos peregrinos parten de Juchipila el 24 por la noche y caminan por la carretera hasta llegar a moyahua. A las 6:00 hrs. La gente se congrega en el templo para recibir a los peregrinos y después todos participan en las mañanitas dedicadas al Apóstol Santiago en su día, los sacerdotes comienza a oficiar una misa. También se llevan a cabo misas cada hora durante todo el día.

Concluido esto, se traslada la imagen del apóstol junto con los tastuánes en la entrada sur del pueblo, a recibir a los hijos ausentes que radican en Guadalajara, Yahualica y otros pueblos del estado de Jalisco. Comienza la segunda peregrinación del día.

Las campanas de la iglesia parecen enloquecidas el día 25, el Santiago aparece desde muy temprano esperando a los tastuánes, en el corredero. De pronto, como sumergido de un torbellino de polvo, jinete en brioso corcel, enfrenta a los tastuánes, un elegante charro que la hace de Santiago, con su ancho sombrero jarano, un estandarte o gallardete escarlata con una capa de igual color y en la diestra una enorme espada. Comenzando entonces un simulacro de lucha entre los tastuánes y el Santiago. Todo Moyahua es el escenario de esta lucha que comenzó desde el día 24. El Santiago a caballo escapa y vuelve a parecer, pagándole con su espada a cuanto tastuán encuentra a su paso. Con ello se representan las apariciones milagrosas de Santiago en la batalla. Santiago es acometido por todos lados; pero el sabe montar a caballo, relincharlo, rayarlo y caracolearlo; el caballo es de ley, pero la ley del jinete es la de los buenos charros de Moyahua que son los mejores del rumbo. Esta batalla está llena de incidentes, pero a veces los tastuánes suelen inmovilizar al jinete, lo tumban del caballo, y como pueden le arrebatan la cruz, esto es si antes no les hechó el caballo encima; los tastuánes lo celebran con gritos, para irse enseguida a empeñar la cruz a las tiendas o las cantinas, de las que abundan en Moyahua, sobretodo en esos días, allí pedirán la copa y el Santiago habrá de pagar todo cuanto consuman los tastuánes. Hay otros Santiago cobrando mandas a los deudores en el templo y en las esquinas del mismo. Al medio día, en la parte noroeste del pueblo los tastuánes acorralan al ángel y lo atan, el ángel va vestido con un chaleco rojo como el del apóstol y un sombrero rojo, representando con ello la identificación del Santo con el pueblo. En esta hora grave, en que los poderes de Santiago son por fin abatidos, lo acompaña un ángel. Al final del recorrido el ángel lo abandonará: El ángel entonces es conducido por la calle en medio de la expectación y de la algarabía hacia abajo sujetado por dos tastuánes, uno de los cuales lleva una cruz de carrizo y va tocando en la montera a todo aquel tastuán que se va acercando, el otro lo lleva amarrado con un lazo; significando con todo esto la conversión de los nativos a la religión cristiana y la resistencia al mismo tiempo. Después de un largo recorrido se llega al final del corredero, ubicado de calle a calle al costado sur del templo; en donde los tastuánes uno a uno esperan turno para intentar lazar al ángel, el que lo logra se constituye como el héroe de la contienda. Al ser lazado el ángel, los tastuánes lo festejan con una gran algarabía de gritos sin ton ni son. Por último, le tiran tunas, mangos, jitomates y toda clase de frutas podridas: Simboliza esta tradición, a un enviado del cielo que, en unión de Santo Santiago, ayudaba a los españoles a luchar contra sus enemigos. Esto significa propiamente la conversión de los indígenas a la religión del Apóstol ante los milagros de éste a favor de los españoles, cobijados en las creencias que Santiago profesó. A la vez, la misma resistencia y rebeldía a creer en algo que hasta ese entonces era extraño para los nativos.

A las 17:00 hrs. se vuelve a dirigir la imagen del Apóstol a la entrada norte del pueblo, donde dará inicio la tercera peregrinación del día, la de los hijos ausentes de Torreón. Una vez iniciado el recorrido, llegan al templo y de ahí ahora sale la sagrada imagen verdadera, acompañada de sus tastuánes y fieles, haciendo un recorrido por las principales calles del pueblo, el sacerdote acompañado de los peregrinos rezando y cantando el SALVE-SALVE (himno de Santiago de Moyahua) acompañados de la Internacional banda Moyahua.

Por la noche, en la plaza estamos todos juntos, contemplando los comercios, cantinas, fondas, discos, juegos mecánicos y la gran cantidad de bandas. Como hechizo de magia, como rebeldes a nuestro destino, porque sentimos estar allí, seducidos por esa pasión religiosa, por fervor, por buena fe que trasciende, y sobre todo; por un valor para expresarnos sin tapujos y con energía, esperando que truene el castillo en el atrio del templo, sintiéndonos fuertemente atados con nuestro pasado. Después anhelaremos volver a vivir a uno a uno estos hechos, que ya nunca volverán a ser hechos, sólo rehechos. Quizá por eso buscamos con esta tradición el camino que nos conduzca este lugar, mágico y hechizado por los caxcanes y españoles.

La fiesta prosigue, y el día 26, después del medio día, en el mismo lugar en donde fue atado el ángel, en el barrio de arriba, los tastuánes esperan la salida de sus hechiceros, los llamados " Viejos de la Chinana" , dos tipos " tilichentos ", a la manera de los brujos. Estos llevan puesta una máscara de madera muy arrugada y la cabeza tapada con algún trapo o toalla; así mismo, uno de ellos vestido de viejo y el otro de vieja. Los viejos son conducidos por la calle al igual que como se hizo con el ángel, sólo que éstos van montados sobre un burro, el cual va asustado ante la gritería general y las travesuras que los tastuánes le hacen con sus cuernos de venado. Los viejos cargan una jeringa con la cual tiran a los tastuánes el líquido del nixtamal que se llama nejayote, en señal de curación a las heridas ocasionadas por el Santiago. Los " Viejos de la Chinana" soportan las pícaras actitudes de la gente y sobre todo las de sus hijos, los tastuánes. Al término de cada cuadra los tastuánes se arriman a bailar y a arrebatarle la vieja al viejo, sin dejar de hacerle a la vieja una que otra travesurilla. Los bailes son desordenados, como todos ellos, a la manera de cada quien. La burla y la risa continúa en este espectáculo, representando con ello la caída inminente de la magia y la hechicería, ante la imposición del conquistador. Al final del recorrido los tastuánes y el propio Santiago montado en su caballo entran por primera vez a la plaza principal. Mientras el Santiago da vueltas por el cuadro repitiéndoles espadazos a los tastuánes, los Viejos suben a bailar al kiosco con los demás tastuánes; así también el burro es subido al kiosco, espera asustado el término del borlote, toda la gente se concentra en la plaza, entendiéndose con toda esta celebración, la mezcla impuesta y/o aceptada entre dos razas; así mismo, con esto se representan las creencias de los indígenas, hasta antes de su conversión a la religión de Santo Santiago.

Las celebraciones del Ángel y de los Viejos van acompañados por música autóctona, con un violín, una tambora y un tamborcillo. La música que se toca es conocida como " Música de la Chinana" . Las canciones mas típicas que se tocan son: La Vieja de la Chinana, Los Palillos, Los Pájaros Azules, La Chirriona, La Mala Palabra, Los Górgoros, Colorados, Los Coconitos, La Loba, Los Pendientes, Dile Paloma, El Becerro, Los Enanos, La Mula, y el alegre Xúchitl. En estos recorridos, toda la gente que soporta las actitudes pícaras de los tastuánes participa activamente haciendo con esto y todo lo demás que rodea a la fiesta, una fiesta de todo el pueblo.

NINGUNA FIESTA TIENE MÁS COLORIDO, NI MAYOR ACUMULACIÓN DE GENTES, NI MAYOR DERRAMA DE DINERO. MOYAHUA SE CONVIERTE EN UN GRAN ESCENARIO, EN DONDE EL PUEBLO ES ACTOR Y A LA VEZ ESPECTADOR, DE LA HISTORIA Y LA LEYENDA HECHAS REALIDAD EN ESTA FIESTA QUE ES A LA VEZ UNA DRAMA Y UNA COMEDIA.

Iniciaremos con el significado de la palabra " TASTUÁN ", la palabra tastuán viene de la voz nahuatl " tlatoani " , que significa : " LOS SEÑORES " , " LOS QUE TIENEN AUTORIDAD DE MANDAR " , " SEÑORES DE SIERVOS " , " SEÑOR SOBERANO ". Así mismo, los indígenas llamaban con esta palabra a los españoles, tomando en cuenta la tradición de " Quetzalcoatl "......... " Hombres blancos, barbados y de ojos de color, vendrán por la mar en el oriente y te conquistarán ".......... Por eso los indígenas veían con respeto a los españoles y no como enemigos.

VESTIMENTA DE LOS TASTUÁNES

- Una MÁSCARA de madera con largos bigotes de colas de res previamente curtidas.

- La MONTERA, cuya estructura es un bonete hecho con los tallos de una planta que en tiempos de lluvia crece en esta región, conocida como " sotol ". En su exterior, la montera se constituye por colas de res previamente curtidas y vistosamente peinadas, haciendo de cada cabeza una verdadera medusa.

- CUERNOS DE VENADO, portados en sus manos enguantadas representan los recursos con los que únicamente contaban los indígenas en su lucha contra los españoles.

- Se cubren sus cuerpos con casacas de diversos estilos y colores (MANGAS), que se levantan bruscamente al menor movimiento. Encima de esta casaca se ponen un GABÁN o un SARAPE. Se protegen además la cabeza con TOALLAS de los mas variados estilos y PALIACATES.

- Aunque los mas elegantes suelen vestirse con los atuendos propios de los charros ( CHIVARRAS, CHAPARRERAS, PANTALONES Y CAMISAS CHARRAS, BOTAS, BOTINES, etc...) A todo el conjunto se le llama AJUAR, el cual al pasar el tiempo y debido a la fuerza de la costumbre, la apariencia llega a tomar caracteres de realidad.

Emplean gritos peculiares que parecen alaridos, como que aúllan; presentando todo el conjunto tanto de la persona como de los tastuánes, el recuerdo de los primitivos caxcanes, que con valor temerario pelearon como héroes contra los españoles en las reñidas batallas de Guadalajara de Tlacotán, el Peñol de Nochistlán y el Mixtón; en donde fueron vencidos no tanto por la espada del hombre, sino por la ayuda del Santo Santiago a las huestes españolas, comandadas por Nuño de Guzmán, Cristóbal de Oñate, Pedro de Alvarado ( quién murió en la batalla del Peñol de Nochistlán) y hasta por el virrey Antonio de Mendoza.

Los tastuánes emplean voces de su invención, formando frases y oraciones incomprensibles. Se la pasan vacilando con las muchachas, pidiendoles anillos prestados o una que otra contraseña de valor que nunca devuelven ofreciendo a cambio una iguana, una culebra o un sapo reventado. Se cambian de nombre, le acercan a la gente en la boca una fruta encajada en una de las puntas de su cuerno de venado; dicen y preguntan una y mil veces; ¿ No quieres mango ?, ¡ muérdele ! , ¡ ándale ! , ¡ no seas orgullosa ! , ¿ no me conoces ? , ¿ quién soy ? , ¡ saludame a mi cuñado ! , ¡ hola suegra, saludeme a mi suegro 1, ¡ quiubo tío ! ¿cuando vino ?, ¿ como están todos por allá ?, ¿ se vinieron en burro o en tren ? , ¡ saludame ándale, soy tu primo, no seas tímida, no te voy a hacer nada ! . El encanto está en la ignorancia de los verdaderos rostros, en el fingimiento de la voz y el misterio de lo desconocido.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El SANTIAGO, viste con un chaqetín rojo con botones plateados, pantalón y camisa blanca, sombrero grande bordado de rojo, una cruz de madera forrada de rojo y una espada de acero. Monta sobre un caballo blanco, finalmente vestido con pitiados de rojo en la silla, el frente pretal y un collarín de cascabeles en su pecho. Todo esto para imitar la imagen del Apóstol en sus apariciones en favor de los españoles contra los moros en su tierra y contra los caxcanes en la tierra ajena. El Santiago enfrenta a los tastuánes; pero como está a caballo, se escapa y desaparece. Está es la razón del corredero y la explicación a las apariciones de Santiago en la batalla.

Representa al Apóstol vencido, a un prisionero cristiano, un español que será sacrificado por los moros. Siendo acorralado y atado es conducido y sujetado por dos tastuánes llevando consigo una cruz de carrizo con la que toca la parte superior de la montera al tastuán que se le acerque. Significando con ello la aceptación de la religión del Apóstol y la identificación de este con el pueblo o sea es la representación de la conversión de los indígenas a la religión cristiana.

Representa a los HECHICEROS DE LA TRIBU, los sacerdotes, los consejeros y curanderos, los que interpretaban todos los fenómenos de la naturaleza, duraban muchos años ya que no trabajaban, se morían de viejos. Estas semblanzas se llevan también año con año. El vestuario de ambos es una mascara negra arrugada, en donde la dama porta un sombrero de paja con un moño rojo y sus ropas desgarradas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Moyahua, un pueblo orgulloso, cuya madre tierra zacatecana y cuya tradición son los Tastuánes.

No hay memoria a quien el tiempo no acabe, por eso cuando pase el tiempo nos iremos, pero Moyahua allá estará siempre

Estimados moyahuenses y amigos, gracias por haber participado una vez mas en nuestras ferias patronales. Y recuerda, la unica y verdadera fiesta se celebra en Moyahua, di no a la pirateria y no participes en dividir nuestras tradiciones.

En hora buena, seguimos en contacto raza.

* Las diferentes fotografias mostradas anteriormente han sido minimizadas y comprimidas, por lo que pueden llegar a presentar poca resolucion y calidad en comparacion de las originales. Para mayores informes escribenos:

rruiglez@moyahua.com
santiago@moyahua.com

Bibliografía:
Ezequiel Estrada Reynoso, Enrique Rodríguez Méndez (cronista municipal), Enciclopedia Encarta

Forma parte de nuestra comunidad adquiriendo tu e-mail personalizado como miembro de esta comunidad.
O también hospeda y anuncia tu actividad o empresa, participando en esta organización.

Portada     |     Educación     |     Comercio     |     Contratistas     |     Diversión     |     Media     |     Links     |     Sobre Nos      |     Diga nos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Copyright 2005-2006 © Moyahua.org. Todos derechos reservados.